Huevos de campo. Huevos de gallinas araucanas libres y gallinas felices

contacto@huevosdecolor.cl

Ver mi tienda

Comportamiento y bienestar animal: jóvenes valoran cómo los bovinos, cerdos y pollos son alimentados

El primero paso para conquistar el corazón de un consumidor es saber lo que es importante para él, valorar el comportamiento y el bienestar animal.

En una investigación se preguntó a personas de 24 a 34 años lo que ellos consideran antes de comprar carne de res o pollo. Quedó claro que los jóvenes valoran el bienestar animal.

De acuerdo con las respuestas, dos de los tres atributos más valorados están directamente relacionados al trabajo del Instituto Certified Humane. El primero de ellos: la crianza debe haber seguido las buenas prácticas del bienestar animal. El otro aspecto es que la forma en que los animales son alimentados importa, y mucho – los entrevistados prefieren, por ejemplo, consumir carne de res, cerdo y pollo cuya alimentación no haya sido adicionada con antibióticos para promover el crecimiento. (El tercer aspecto más mencionado fue el compromiso con la sustentabilidad ambiental). Es revelador: los jóvenes valoran el bienestar animal, incluso respecto a la forma en que son alimentadas las reses, cerdos y pollos.

De hecho, para obtener la certificación de buenas prácticas de bienestar animal, otorgada por el sello Certified Humane, los productores tienen que seguir diversas normas relacionadas con la calidad de ración. Ellos deben comprometerse, no solo con lo relacionado a la cantidad y disponibilidad de la alimentación, pero también con su composición.

Por ejemplo, los ingredientes de origen animal están prohibidos. La investigación sobre el comportamiento y el bienestar animal, realizada por Millennium Research, instituto de investigación ubicado en Estados Unidos, solicitado por Delacon, una procesadora de extractos vegetales para alimento animal-de acuerdo con ellos, el papel de dichos extractos es sustituir los antibióticos como promotores de crecimiento. Un punto importante es que el público entrevistado estaba compuesto por jóvenes de un perfil bastante específico, formado por personas que se identifican como “foodies”. Tal vez la mejor traducción al español de este término es “apasionado por la comida”. Sin embargo, no en el sentido de alguien goloso o comilón. Un foodie es una persona que se interesa por cualquier cosa relacionada con el mundo de la gastronomía.

Los foodies: apasionados por la comida y el bienestar animal

Un foodie es alguien que disfruta experimentar con recetas y nuevos ingredientes. Se le hace agua la boca con las noticias, investigaciones y descubrimientos sobre la preparación de comida y la relación entre los ingredientes y la salud. No se pierde los programas o series culinarios como MasterChef y Hell’s Kitchen. Sus ídolos no son los astros y celebridades del cine, música o el deporte, sino chefs celebridades como los británicos Jamie Oliver y Gordon Ramsay.

Se entiende mejor de los estamos hablando? Bien. Buena parte de la población que encaja en este perfil, entre los 24 y 34 años, como el público de la entrevista Millennium/Delacon. No lo dude: el comportamiento e el bienestar animal son valorados por los jóvenes, quienes se están volviendo un grupo cada vez más influyente respecto a cómo los productores de alimentos se relacionan con los consumidores. Esos apasionados por la comida se manifiestan claramente en favor del bienestar animal. Será que debemos ignorarlos?


Fuente: Instituto Certified Humane América Latina

ContactoLlamar

Contáctenos

Desarrollado por